Presentan un nuevo índice de evaluación
jueves, 30 de agosto de 2018

Dinero electrónico: Nuevos estilos para gestionar el dinero

Los datos muestran el comportamiento de usuarios que optan por dejar las clásicas operaciones en las entidades bancarias. Los indicadores surgen de evaluar la operatoria de 28 millones de clientes de diferentes rangos etarios y socioeconómicos.







Una empresa argentina que brinda soluciones tecnológicas aplicadas al sistema financiero, los medios de pago y la innovación al servicio de las personas presenta su propio informe que se elaborará mensualmente, para analizar y compartir los datos del Uso de Dinero Electrónico.


El UDE LINK es una herramienta para el análisis del mercado, comparable con diferentes variables, ya que los datos referencian la operatoria de 28 millones de argentinos representativos de todas las geografías del país, rangos etarios y nivel socioeconómico.


La economía argentina, como la del resto del mundo, se encuentra en una etapa de disrupción digital incluído el mundo financiero, que abarca a personas de todas las edades, niveles socioeconómicos, formación educativa y lugares de residencia, también involucra a las PyMES, las Grandes Empresas y los Gobiernos.





La Caída de los Depósitos no afectó el uso del Dinero Electrónico

El análisis, que se elabora con base 2017 igual 100, con la información mensual actualizada a julio 2018, permite obtener las siguientes conclusiones:


El indice por Canales subió en julio 2018 a 106,5 puntos ajustado por inflación, con base 100 el promedio diario de cada mes de 2017, mientras que el monto en pesos del UDE LINK con igual base fue de 100,9 puntos.


Medido de igual forma, el índice del total de depósitos privados a la vista (cuenta corriente y en caja de ahorro) cayó a 95,5 puntos.


Tomando la serie ajustada por inflación y por estacionalidad arrojó en el período diciembre 2016 a julio 2018 aumentos de 16,2% en el caso de los montos operados y 6,7% de los canales utilizados, mientras que, por el contrario, el monto total de depósitos a la vista del sector privado se contrajo 0,4%, calculado de igual forma.


Los canales móviles reinan. Tomando la variación diciembre 2016 a julio 2018, mientras que Cajeros Automáticos crece al 4% y Home Banking al 30%, los canales móviles crecen al 85% en el mismo período y la Billetera Digital al 524%


Si bien el comportamiento intermensual del indicador UDE LINK no estuvo ajeno a la caída de la demanda de dinero por el contexto económico, mostró un desempeño virtuoso, comparado con la variación del total de los depósitos privados a la vista en el sistema bancario en su conjunto.


Frente a una disminución del total de depósitos privados en cuentas corrientes y cajas de ahorro en la economía, esto es del dinero disponible para transacciones bancarias, de 0,4% en valores desestacionalizados y ajustado por inflación en los últimos 19 meses, el uso de dinero electrónico se expandió, medido de igual forma, 16,2%, mientras que el uso de los canales electrónicos se intensificó en casi 7 por ciento.


Actualmente, poco más de dos tercios del total de las operaciones electrónicas del mes de julio de 2018 corresponde a transferencias inmediatas entre cuentas bancarias para hacer pago de obligaciones habituales: expensas, cuotas de colegios, medicina privada, entre otros.


El resto de las operaciones monetarias sin el uso de efectivo se distribuye, principalmente en un 16% pago de impuestos y servicios como luz, gas, agua, telefonía, internet, entre otros, y 15% en compras con tarjeta de débito.


Sobre un total de más de 357 millones de transacciones realizadas en julio de 2018, el canal más utilizado fue Home Banking con un 47%, Cajeros Automáticos tuvo un 30% y Mobile con el 23% restante. Las cuotas de participación por canal guardan similitud con la registrada el mes anterior.


Los Usuarios y sus Hábitos

El total de usuarios del dinero electrónico creció 68% entre diciembre de 2016 y julio de 2018, en lo que respecta a transferencias inmediatas; 51% para el pago de impuestos y servicios públicos; fue del 5% para el caso de las compras con Tarjetas de Débito y bajó 8% los que hicieron recarga de tarjeta SUBE.