żEl fin de Facebook?
jueves, 25 de enero de 2018

Surfeamos la ola Facebook (NASDAQ: FB) y nos hicimos ganancias espectaculares gracias a ello. Ahora toca dar un paso atrás. Cerremos nuestra posición de largo plazo hoy mismo y sumemos una nueva jugada.

Greg Guenthner *





Pasarte horas frente a la computadora y el Smartphone probablemente te esté dañando la vista.


Pero tu visión en realidad es el menor de tus problemas: tu app social favorita no solo está molestando tu vista –probablemente también está afectando tu mente.


El internet, los Smartphones y las redes sociales son todas invenciones relativamente recientes. Los científicos apenas y están rasgando la superficie del impacto a nuestras vidas de la nueva dependencia al internet, likes y retweets.


Los resultados preliminares de la investigación no son muy optimistas. Nos estamos convirtiendo en “zombis Smartphone” a un paso acelerado. Nos es imposible ir de nuestras puertas a la calle sin pegar la cara a nuestros celulares y quejarnos de cuestiones políticas o ambientales en algún post de Facebook o Instagram. Incluso el ex-ejecutivo de Facebook, Chamath Palihapitiya, está de acuerdo con que las redes sociales están atrapando nuestras mentes y destruyendo la sociedad pieza por pieza.


Para alguien con un amplio conocimiento interno de la compañía, esta es una afirmación brutal –y Mark Zuckenberg está tomando nota. La compañía ya fue sometida a escrutinio después de ser acusada de no tomar acción suficiente para filtrar las noticias falsas publicada en la plataforma durante las elecciones presidenciales estadounidenses el 2016. Ahora podemos sumar a las acusaciones problemas de bullying online descontrolado y un sistema que tiene las cualidades para ser adictivo (y destructivo) para la salud mental de los usuarios.


El “Rey Zuck” priorizó la solución inmediata de estas preocupaciones. De hecho, en su popular publicación de metas de año nuevo, él mismo habló sobre “arreglar Facebook”. Pero no creo que todas críticas se disiparán en el futuro cercano.


Sí, Facebook ha hecho dinero como si le creciera en los árboles. El papel ha ido al alza más de un 46% desde comienzos del 2017. Esta es una inversión que no exige mucha ponderación, y como tal nos ha dado ganancias espectaculares muchísimas veces. Mas es posible que la marea esté cambiando para este coloso de las redes sociales. Si más usuarios y reguladores comienzan a ver a Facebook como algo nocivo para salud, o ya de plano peligroso, es posible que la compañía tenga un camino difícil por delante.


De hecho, en este momento ya estamos viendo a Facebook quedarse atrás de sus primas FANG.



Este comienzo de año, las acciones de la red social Zuckerberg han estado en pausa, mientras que Netflix, Amazon y Alphabet (Google) se van al alza.


Incluso Twitter, la oveja negra de las redes sociales, está superando el rendimiento reciente de Facebook. El papel de Twitter se ha recuperado más de un 50% en los últimos cinco meses. Compara eso con la atrofiada suba del 7% de Facebook.


Tampoco olvidemos que las acciones de Twitter han estado sufriendo por años ya. La incapacidad de la compañía para innovar y explotar propiamente la plataforma ha hecho que muchos inversores se mantengan al margen del papel. La ineptitud de la gerencia siempre ha sido una de las principales preocupaciones de los analistas e inversores. Las acciones alcanzaron un máximo de US$70 después de su OPI de 2013, y desde entonces, la recuperación ha sido un proceso lento y letárgico.


Sin embargo, parece ser que la cotización del papel finalmente tocó fondo el año pasado. Ahora que Facebook está bajo la ardiente lupa del escrutinio público, estamos viendo una oportunidad para que Twitter juegue a su favor todo este nuevo momentum que está experimentando.


De hecho, un par de cambios importantes ya están ayudando a Twitter a alcanzar la rentabilidad constante. En el pasado, la plataforma dependía del dinero de las publicidades y de los tweets destacados para mantenerse a flote. Ahora, parece ser que un enfoque renovado apartado de las publicidades está finalmente funcionando en pos de la compañía. Y es que, después de todo, Twitter controla montañas y montañas de información proveniente de sus millones de usuarios. Esta información es increíblemente valiosa para las otras compañías buscando enfocar más eficientemente sus dólares publicitarios.


Sí, Twitter todavía tiene mucho trabajo que hacer antes de convertirse en el incipiente gigante de las redes sociales que quiso ser cuando comenzó a cotizar en la Bolsa hace cinco años. Pero lo que estamos viendo ahora es un buen comienzo hacia esa meta.


Surfeamos la ola Facebook (NASDAQ: FB) y nos hicimos ganancias espectaculares gracias a ello. Ahora toca dar un paso atrás. Cerremos nuestra posición de largo plazo hoy mismo y sumemos nuestra jugada Twitter Inc. (NYSE: TWTR).


Es hora de que el desvalido tome la delantera…


* Para El Inversor Diario, desde Baltimore, Maryland