Por qué Galaxy Note 7 explotaba
viernes, 27 de enero de 2017

Samsung confiesa: esta es la razón

Samsung es reconocido por sus innovaciones tecnológicas, pero el año pasado saltó a la palestra por un asunto muy explosivo (si se me permite el chiste): centenares de unidades de su modelo Galaxy Note 7 explotaron o se incendiaron, lo que propició la retirada del mercado de este modelo de phablet. Se había dicho que la causa de estos incidentes podría ser el software o el sistema de carga rápida del terminal, pero no es así: tras hacer una ardua investigación Samsung acaba de reconocer que todo se debió a la batería del teléfono.





Al parecer la batería de los primeros modelos del Galaxy Note 7 se hizo de un revestimiento demasiado pequeño. Esto no permitió a la pila expandirse y contraerse correctamente durante los ciclos de carga y descarga haciendo que esto provocase cortocircuitos. Aunque en posteriores remesas Samsung arregló este problema, la producción en masa de la batería hizo que la empresa coreana acabase manufacturando otra remesa de baterías con problemas y nuevos incidentes aparecieron.


Samsung dice tener todos estos problemas bajo control y asegura que no volverán a producirse. Para ello ya está aplicando nuevos protocolos de control de calidad, en concreto un sistema de control en ocho pasos que aplicará a todos sus productos, no únicamente sus teléfonos móviles.