¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




93171Nº de Visitas: 5.823.780


Contacto E&N



  



Análisis PDF Imprimir E-Mail
martes, 28 de octubre de 2008

El costo nuestro de cada día


Cada día que pasa se detecta una menor actividad en la región, a pesar que sólo se puede conocer a través de diálogos con referentes de distintos rubros, ya que ninguna fuente oficial en nuestra región revela realmente que esta pasando.

No obstante, los rostros de quienes están en los distintos comercios y/o empresas son más que significativos e indican preocupación por la disminución del consumo. Quienes tenemos la oportunidad de transitar por las rutas de esta región noreste de Buenos Aires y sureste de Santa Fe, vemos claramente como ha disminuido el caudal de vehículos, en especial camiones y de estos aquellos que transportan granos.

 

A pesar de la reticencia para informar sobre qué está ocurriendo exactamente, las actitudes y los comentarios señalan cabalmente cual es la situación real de la economía doméstica por estos lares.

 

Basta señalar cómo, con dolor al comentarlo, algún empresario nos ha confiado que debió despedir a una persona.

 

Otro nos dijo que las compras que habitualmente realizan, de productos que comercializan a fin de año, han sido un 20% menores que años anteriores y en particular con relación al año 2007. Consultado sobre la posibilidad de comprar luego, indicó que hay productos que ya no estarán disponibles, lo cual indica que puede ocurrir, si el consumo fuera el mismo que el año anterior, que los mismos no estén en la góndola.

 

Además, aquellos productos que el gobierno publica dentro de un “acuerdo de precios” no están a la venta desde hace meses y si los entregan lo hacen en cantidades ínfimas. Otro dato de la realidad cotidiana es que los precios no detienen su camino ascendente, suben y se nota en el bolsillo.

 

Esto ha hecho que las ventas sean las mismas, en términos de recaudación bruta, pero con mayores costos, tanto de los productos en sí (a ello debe agregarse el peso impositivo conocido que es mayor también debido al aumento), como de los costos laborales. Hasta aquí referido al rubro alimentos en general.

 

Un dato más a tener en cuenta: los comercios del rubro indumentaria ya están “liquidando” y aún la temporada está en sus albores.

 

Fuente: Redacción Estrategia & Negocios

 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 


























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.