¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




93171Nº de Visitas: 5.823.780


Contacto E&N



  



El desempleo aumentó al 9,1% en el cierre de 2018, según el INDEC PDF Imprimir E-Mail
viernes, 22 de marzo de 2019
El índice de Desocupación alcanzó ese porcentaje en el cuarto trimestre del año pasado, por sobre el 7,2% de igual período del 2017. En tanto, la sub-ocupación demandante también subió a 8,7% contra el 7,2 % de finales del 2017, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). El aumento en la tasa de desocupación se dio en un escenario de retroceso del 2,5% del producto bruto Interno durante el año pasado, consecuencia de la fuerte sequía que afectó al sector agrícola, que se complementó con la caída de financiamiento externo y la merma de la producción industrial, la construcción, y el consumo, informó el Indec. "Los datos de empleo de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) suelen ser muy rígidos. Cuando hay una caída de la actividad, la BAJA en empleo es mucho menor porque hay mucha sustitución de puestos a favor de trabajos más precarios como ´changas´. Por eso el dato de desempleo fue mucho menor de lo esperado por muchos analistas", indicó a ámbito.com Santiago Gambaro, economista de Analytica. Por su parte, la subocupación demandante, es decir, aquellos que trabajan hasta 35 horas semanales, pero quisieran trabajar más aumentó al 8,7% por sobre el 7,2% de finales del 2017, mientras que la no demandante quedó casi sin variantes al pasar al 3,3% desde el 3% anterior. Con una población urbana en condiciones de trabajar de 27,9 millones de personas, la desocupación afectó a 1,1 millones de habitantes, unas 200.000 personas más que en la medición de fines del 2017, según el INDEC. Ya en el tercer trimestre del año pasado la tasa de desocupación había subido al 9%, frente al 8,3% de igual período del 2017. En el 4º trimestre de 2018, la región Gran Buenos Aires registró la mayor tasa de desocupación (10,5%) y la región Noreste, la más baja (4,1%). Un dato no menor fue que la cantidad de empleo formal cayó 1,5% durante el año pasado, unos 191.300 puestos, según los datos relevados por el Ministerio de Producción y Trabajo en base al Sistema Integrado de Previsión Argentino (SIPA). El trabajo detalla que en diciembre de 2018 hubo 12.196.000 trabajadores registrados, lo que representa 191.300 menos que un año atrás (-1,5%), aunque 92.000 más, (+0,6%), respecto al cierre de 2016. El área que lidera Jorge Todesca marcó además que la pérdida de puestos de trabajo impactó especialmente entre la población joven. “El aumento de la desocupación responde en mayor medida al incremento en la tasa de los varones más jóvenes, que equivale a 4 puntos porcentuales (de 11,4% a 15,4%), aunque también adquiere relevancia la suba de la desocupación entre la población de ambos sexos en edades centrales”, explica el informe. "El primer trimestre de 2019 mantiene la foto del año pasado. Pocos buscando y apostando, mucha cautela, empresas en ´wait & see´, incorporaciones selectivas e impostergables. Sumando el condimento electoral, la foto de otro año perdido para el empleo en Argentina", describió Matías Ghidini, CEO de la consultora de RRHH GhidiniRodil. Para el economista Claudio Lozano “se vino la noche de manera brutal sobre el mercado laboral. Más de 5 millones de personas (26,4% de la PEA) buscan cotidianamente trabajo en la Argentina”. “La desocupación llega al 11,4% en el Gran Buenos Aires y al 12,8% en el Gran Rosario (en total hay 385.000 desocupados más). A su vez, hay 370.000 sub ocupados más y la precariedad laboral se hace manifiesta al observar que aquellos que aun estando ocupados, dada las malas condiciones de trabajo e ingresos que tienen, siguen demandando empleo”, añadió el ex diputado. Pero en la comparación interanual, si bien la tasa de actividad se mantiene estable, se registran variaciones estadísticamente significativas en algunos indicadores: la tasa de empleo cae 0,8 puntos porcentuales, la tasa de desocupación aumenta 1,9 p.p., la tasa de subocupación sube 1,8 p.p. y la tasa de ocupados demandantes de empleo se incrementa en 2,6 p.p. De un total de 27,9 millones de personas que habitan los 31 conglomerados donde realiza el relevamiento del Indec, al último trimestre del 2018 había 1,18 millón de personas desocupadas, frente a los 926.000 de fin del año anterior. La población económicamente activa, es decir, los que tienen trabajo y los que no lo tienen pero buscan empleo, alcanzó los 12,9 millones en el período analizado. En el Conurbano bonaerense la situación es por demás grave: el 11.4 % de la población económicamente activa no tiene trabajo y el 18.9 % tiene, pero necesita otro. La subocupación araña el 13 % y el 70 % de los subocupados necesitan otro ingreso. Traducido en cantidades de personas, la realidad asusta: son 590 mil trabajadores sin empleo y 2.1 millones de personas en búsqueda de fuentes laborales. En cuanto al interior de la Provincia, el Gran La Plata registra 5.7 % de desocupación; Bahía Blanca 9,4; Mar del Plata 12.8, y el conglomerado San Nicolás – Villa Constitución 11.%. De cara al futuro, no parece que la tendencia alcista del desempleo vaya a revertirse. Los datos del comercio, con más de 2.500 comercios cerrados en los primeros dos meses del año, y de la industria, que suma malas noticias día a día, así dan a entenderlo. El Centro de Economía Política Argentina -CEPA- reveló recientemente que sólo en los dos primeros meses del año se perdieron 12.352 trabajos en el país, una cifra comparable con la del año anterior, que fue de 12.247. "Los despidos y suspensiones fueron motorizados por el sector industrial y el sector de servicios, que representan el 68% y 28% de los casos respectivamente", precisaron desde el centro de estudios.
 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 


























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.