¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




93171Nº de Visitas: 4.914.451


Contacto E&N



  



La desocupación subió al 9,6% en el 2º trimestre, el mayor nivel desde 2006 PDF Imprimir E-Mail
viernes, 21 de septiembre de 2018

Según los datos del INDEC, hubo 257.000 nuevos desempleados respecto del mismo período de 2017. En paralelo, creció el empleo, pero exclusivamente en modalidades precarias. La desocupación subió al 9,6% en el segundo trimestre y alcanzó su máximo nivel para ese período desde 2006. En términos interanuales, el desempleo creció casi un punto porcentual y se registraron 257.000 nuevos desocupados. Todo esto, apenas en los albores de la crisis económica.






Sin embargo, los datos de la Encuesta Permanente de Hogares, que publicó esta tarde el INDEC, mostraron que en el mismo período hubo un crecimiento simultáneo de la tasa de empleo, que pasó del 41,5% al 41,9%. Esto equivale a la creación de cerca de 400.000 puestos de trabajo. ¿Cómo puede ser? Porque creció la tasa de actividad del 45,4% al 46,4%, es decir, más personas se incorporaron al mercado laboral. Algunas consiguieron empleo y otras no.



Lo preocupante es que la creación de empleo se explica exclusivamente por modalidades precarias e inestables. De los 400.000 nuevos puestos, 312.257 fueron cuentapropistas, 89.025 fueron asalariados informales. Los empleos asalariados formales (los que garantizan, o deberían garantizar, todos los derechos laborales) fueron 2.894 menos que en el segundo trimestre del año pasado. Así, la tasa de informalidad entre los asalariados escaló al 34,3%.


De esta forma, se espera un panorama aún más complejo para el segundo semestre. Es que, si bien el segundo trimestre mostró el comienzo de la caída de la actividad económica, la profundización y extensión de la recesión impactarán con más fuerza en el mercado laboral en las siguientes mediciones. Y, por supuesto, los sectores más precarizados son los más vulnerables a la crisis.


Además, la comparación interanual de la evolución del empleo tuvo una importante desaceleración: entre enero y marzo se habían contabilizado unos 700.000 trabajadores ocupados más que un año atrás; en el segundo trimestre el número bajó a 400.000 nuevos empleados.


Otros datos negativos fueron el crecimiento de la tasa de ocupados que demandan empleo: pasó del 14,7% en el 2º T de 2017 al 16% en el de este año. También hubo una expansión de la subocupación del 11% al 11,2%.


La suba de la tasa de actividad se dio principalmente entre las mujeres, que pasaron del 46,8% al 48,5%. Esto quiere decir que más mujeres, tanto jóvenes como adultas, se volcaron al mercado laboral.

 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 


























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.