¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




71Nº de Visitas: 4.792.190

Contacto E&N



  



Alerta por lluvias que pueden dejar fuera a las siembras maiceras de setiembre PDF Imprimir E-Mail
viernes, 08 de septiembre de 2017

El Noreste bonaerense y sureste de Santa Fe tienen altas chances de ser el centro de la tormenta que viene. Pueden recibir lluvias de más de 45 a 50 mm. El peor escenario que se temía se estaría materializando entre el próximo sábado y domingo (9 y 11 de setiembre). En esa zona, ante napas que apenas han retrocedido, esa cantidad de milímetros significarían el regreso de los anegamientos, un nuevo daño para los lotes y los caminos y la imposibilidad de sembrar maíz en setiembre. Por el contrario, en el resto de la región, los 20 a 30 mm que se esperan destrabarían las siembras maiceras.





“Si las tormentas siguen llegando no vamos a poder sembrar”

Lo decían esta semana los ingenieros del noreste de Buenos Aires y sureste de Santa Fe. También, mientras barajaban hacer cambios de cultivos en lotes afectados por los excesos para mantener al maíz, agregaban que una lluvia de 50 mm recrudecería los problemas de excesos y difícilmente se sembraría el maíz en septiembre. Pero en zonas alejadas, en el oeste cordobés, donde hay necesidad de agua en los estratos superficiales del suelo, alertan que si se siembra el maíz y luego hay lluvias de 50 mm, las implantaciones podrían malograrse por los excesos. Las napas siguen muy altas en la región. Aunque pueden ser una ventaja para el cultivo en diciembre o enero ante escasez de agua, ahora en la siembra implican serios riesgos de perder las implantaciones o de no tener condiciones de piso para sembrar en fecha. La mayor gravedad se manifiesta en la zona sur de Santa Fe y en el sector NE de Buenos Aires. Por otro lado, el regreso de las lluvias al resto de la región con 20 a 30 mm, permitirá arrancar finalmente la siembra de maíz.



La roya pone en jaque al trigo

Esta vez, ni las variedades menos susceptibles escaparon de roya amarilla y roya anaranjada. Incluso las que invictas hasta la campaña pasada han cedido ante la virulencia. El complejo de roya y las manchas foliares hoy las tiñen de anaranjado. Los controles avanzaron en toda la región. Las zonas más afectadas, también son las que se han encontrado con severos problemas por el mal estado de los caminos para realizar los controles. En general, ya se estima que se necesitaran dos aplicaciones de fungicidas para hacerles frente y llegar a desplegar la hoja bandera con el cultivo sano. La presión ambiental de este año ha sido enorme sobre los cultivares. Un invierno excepcionalmente cálido y húmedo, que promete terminar como hasta ahora, sigue determinando un ambiente ideal para la proliferación de las enfermedades. Este factor y el déficit hídrico que sufren algunas zonas y los excesos de otras reducen la condición de los trigos. EL 55% de los cuadros que hasta la semana pasada estaban entre excelentes y muy buenas condiciones, ahora pasaron a ser el 40%. Se clasifica como bueno un 40% y al resto, regular.



Llegan las lluvias con alivio y amenazas

A partir del viernes comenzarán las primeras precipitaciones. Se intensificaran el sábado y domingo, especialmente sobre el norte de Buenos Aires y sur de Córdoba. Los acumulados más importantes se registrarán en la zona donde hay una sobresaturación de agua, en el norte de Buenos Aires. Las lluvias serán bienvenidas en Córdoba donde se empezaba a notar la escasez de agua.


GEA / BCR- Informe Semanal Zona Núcleo N° SEG518, jueves 07 de septiembre de 2017

 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 




























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.