¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




1Nº de Visitas: 4.744.803

Contacto E&N



  



La pregunta más importante… mal contestada PDF Imprimir E-Mail
viernes, 28 de julio de 2017

Es la pregunta más importante del mundo de las inversiones personales y la mayoría de las personas la contesta mal. Espero que como lector de nuestro newsletter diario de inversiones tu respuesta sea la correcta, pero vamos a la pregunta para comprobarlo.

Felipe Ramírez por Federico Tessore *





¿Cuáles de las siguientes inversiones es la que brinda un mejor retorno a largo plazo?


• Propiedades Inmobiliarias


• Oro


• Acciones


• Cajas de Ahorro


La agencia Gallup viene realizando una encuesta realizando esta pregunta todos los años en Estados Unidos, y el año pasado el 75% de las personas contestó mal. Solo el 25% acertó la respuesta.


¿Cuál es la respuesta correcta? La inversión con mejor retorno a largo plazo son las acciones, sin duda.


El profesor de la universidad de Wharton, Jeremy Siegel, escribió un libro llamado “Acciones para el largo plazo”, donde ilustra este punto con datos históricos muy claros que abarcan los últimos dos siglos. Mientras que en el siglo XIX el rendimiento de los bonos y las acciones eran muy similares, en el siglo XX el rendimiento de las acciones subió significativamente.


Para darte números concretos, si invertías un dólar en acciones en el año 1802, en el año 2012 hubieras obtenido US$ 704.997, mientras que si invertías ese mismo dólar en un bono hubieras acumulado sólo US$ 1.778. Estos números ya están ajustados por inflación.


Sí, lo sé, tomar datos para los últimos dos siglos parece mucho, nadie de nosotros planea vivir ese período de tiempo… por eso tomemos un período más corto, por ejemplo veinte años.


Te voy a mostrar un gráfico que da muestras claras de que este fenómeno continúa para períodos de tiempo más cortos y actuales. El cuadro preparado por el fondo BlackRock muestra el rendimiento de distintas inversiones realizadas en el año 1994 y mantenidas por veinte años hasta el año 2013.


¿Cuáles son los resultados? Si invertías US$ 100.000 en el año 1994 acumulabas US$ 637.939 si invertías en acciones mientras que hubieras acumulado menos de la mitad si invertías en bonos.


Veamos el gráfico:



Este gráfico no solo es interesante porque muestra los retornos anuales, sino también muestra el riesgo medido por la llamada desviación estándar, una medida estadística que muestra como varía ese retorno promedio. Cuanto más alto sea este número, más arriesgada es la inversión.


Si bien fueron las acciones las que brindaron mayor retorno, también fueron las más riesgosas, con una desviación del 15% versus una desviación de menos del 4% para los bonos.


En ese sentido, una buena forma de lograr el mejor de los mundos, es decir, buena rentabilidad pero también bajo riesgo, es combinando ambas inversiones, acciones y bonos. Esta cartera puede verse en la línea que muestra el llamado Portafolio Diversificado o “Diversified Portfolio”. Si bien esta cartera rindió un poco menos que las acciones, brinda un riesgo más bajo, una combinación en la que muchos inversores pueden estar muy interesados.


Ahora, si bien vimos qué paso durante los últimos veinte años, la pregunta más importante hoy es: “¿qué puede pasar durante los próximos veinte años?”.


Nadie puede predecir el futuro, mucho menos cuando el presente es tan diferente del pasado. Pero todo indicaría que estas grandes tendencias se van a mantener.


Las acciones van a seguir brindando altos rendimientos a largo plazo, más que nada porque las acciones no son ni más ni menos que el reflejo de las ganancias que obtienen las empresas, y de las expectativas de mayores ganancias a futuro. Y si las empresas siguen innovando y creciendo, no hay otro camino que el crecimiento.


Por supuesto que siempre será un crecimiento desordenado, con alzas bruscas y bajas repentinas. La clave es controlar este desorden diversificando la cartera con otras inversiones más estables como los bonos o la inversión inmobiliaria.



* Director Tessore Research

 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 




























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.