¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




71Nº de Visitas: 4.778.744

Contacto E&N



  



5 puntos clave del proyecto de blanqueo laboral que prepara el Gobierno PDF Imprimir E-Mail
martes, 11 de abril de 2017

Después del paro nacional, el gobierno nacional busca sacar a 4,5 millones de personas de la economía informal. El objetivo es lograr que sean reconocidas y logren acceder a su obra social y aportes jubilatorios.





El 33,6% de los trabajadores no tiene aportes previsionales ni obra social. Son unas 4,5 millones de personas. El mismo día del paro, Jorge Triaca anunció, ante los empresarios, que buscaría discutir este planteo con los sindicalistas.


Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, junto al de Trabajo, Jorge Triaca, avanza con el borrador del Proyecto de Reforma Laboral destinado a reducir la elevada informalidad en el mercado de trabajo.


Algunas de las claves que contiene ese borrador son la reducción de aportes; un cambio en los planes sociales y hasta la extensión de la edad jubilatoria:


Reducción de aportes patronales

El Gobierno ofrecerá a los empresarios hacerse cargo durante tres años de los aportes de los nuevos empleados que se tomen en el mercado laboral del segmento no registrado.


La idea es blanquear a unos 300 mil trabajadores por año; reducir el desbalance del sistema previsional; y evitar que crezca el desempleo, actualmente en torno a 10%. Se financiaría con aportes del Tesoro y eliminación de exenciones tributarias, que aún son evaluadas.


Alcances de los beneficiarios

La medida se focalizará en Pymes y trabajadores jóvenes, pero estaría ganando adhesión la idea de universalizar la ayuda, a sugerencia de los referentes de las principales cámaras empresarias y de la cúpula sindical de la CGT. El límite para el cálculo del beneficio serían los salarios brutos de hasta $12 mil por mes.


Transformación de planes asistenciales

Los módulos que administra Trabajo, que abarcaría a unas 2800 mil personas, se convertirían en una especia de wild card, es decir, facilitará el ingreso del trabajador que cobra un plan social al mercado laboral formal.


Al emplear a una persona que tiene un plan social, se aporta más de lo imaginado. Se estima que los beneficiarios de planes sociales aporten al sistema. En esos casos, el Estado subsidiará a un desempleado o a un empleado informal.


Sectores vulnerables

El Gobierno apunta a sectores específicos: la construcción, el campo, la industria textil son los tres primeros en aparecer en la lista de prioridades debido a sus altos índices de trabajo en negro. El plan se aplicará en primer lugar a estos sectores para luego ampliarse.


Control e inspecciones

Se reforzarán las inspecciones laborales con el acompañamiento de los delegados gremiales, que estarán en acción junto con la CGT.


El ministro Jorge Triaca mantuvo en pie una idea surgida durante el kirchnerismo y que en su momento generó polémica: el Registro de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL), una suerte de veraz en el que aparecen los nombres y apellidos de aquellas personas y empresas que tengan a su cargo empleados no registrados. Para los infractores se prevén abultadas multas económicas.

 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 




























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.