¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




71Nº de Visitas: 4.800.670


Contacto E&N



  



Ahorro energético, un factor de relevancia para el negocio PDF Imprimir E-Mail
lunes, 10 de abril de 2017

De manera progresiva, diversas industrias están empleando en Argentina Sistemas de Gestión de la Energía guiados por la norma IRAM-ISO 50001. ¿Qué dicen las organizaciones que ya se sumaron a esta tendencia?





Se ha dicho incontables veces que los recursos naturales no renovables son cada vez más exiguos, situación que se complejiza aún más debido al permanente aumento en el consumo de energía. Y si bien los avances tecnológicos apuntan al ahorro energético, las inversiones pueden llegar a ser muy costosas para la industria y las fuentes de financiamiento son contadas.


Frente a este panorama, ¿qué caminos pueden adoptar los distintos sectores industriales en lo relativo a su desempeño energético? Desde luego, apuntar a la eficiencia energética, pero fundamentalmente a sostener la mejora de los procesos, ya que los mismos métodos que hoy son eficientes dejarán de serlo al modificarse las tecnologías y desarrollarse nuevos productos.


La implementación de la Norma IRAM-ISO 50001 - Sistemas de Gestión de la Energía (SGE) se constituye como uno de los pilares que le permiten a una organización sistematizar la mejora del desempeño energético, optimizando procesos y ahorrando costos. Esta norma, aplicable a todo tipo de organizaciones -incluyendo las empresas de servicio, es un documento internacional que especifica los requisitos para establecer e implementar un SGE y que puede certificarse por organismos independientes como IRAM que verifican el grado de conformidad con dichos lineamientos, sumando ventajas competitivas de gran relevancia.


¿Qué dicen las organizaciones que han certificado su SGE con IRAM?

La incorporación de un Sistema de Gestión Energética bajo la Norma ISO 50001 ha obligado al Ente Provincial Regulador Eléctrico de Mendoza (EPRE) a desarrollar metas e indicadores energéticos y a revisarlos. Así, las percepciones se convierten en datos, que sustentan las decisiones de inversión, sean grandes o pequeñas. Gracias a esta implementación, hemos podido avanzar en la reducción del consumo y ahorro energético alcanzando una disminución promedio del 15% de la potencia contratada”, Ing. Cecilia María Rosales e Ing. Raúl Ernesto Faura, Responsables del Sistema de Gestión Energética del EPRE.


Por su parte, Ariel Vázquez, Gerente de RRII, Sustentabilidad y Vinculación Tecnológica de BEDSON SA agrega: “Nosotros hemos logrado una reducción del 20% de la potencia contratada”.


Contar con un SGE nos ha permitido alcanzar un ahorro total en KW/H del 21%, que representan unos 43688 KW/H. Este valor significó una considerable disminución de los costos y un aumento de la eficiencia energética de la empresa”, menciona Santiago Pucciarelli, Administrador del SGI de La Mantovana.


IRAM – Boletín de Novedades N° 87 – Marzo 2017

 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 




























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.