¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí



 




93171Nº de Visitas: 4.903.173

Contacto E&N



  



El advenimiento de 5G obliga a avanzar en futuras nuevas licitaciones de espectro PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 05 de octubre de 2016

Mientras los privados impulsan el desarrollo de la internet de las cosas, los Gobiernos deben hacer su tarea para tener redes preparadas para ese futuro. Ni siquiera se había convocado a la licitación de 4G en la Argentina - la última en hacerlo en la región - cuando ya se hablaba de 5G, la evolución que permitirá ya no que se conecten las personas sino las cosas entre sí. Con amplios despliegues de 4G concretados en el país, el retumbe de 5G es mucho más fuerte. Aunque para ir hacia esa evolución habrá que disponer de importantes porciones de espectro.





Antes de seguir hay que advertir que 5G suena muy atractivo pero todavía no se aprobaron los estándares internacionales para avanzar hacia esa tecnología. Sin embargo, hay que trabajar desde ahora para que la Argentina no vuelva a quedar retrasada tal como ocurrió en los últimos años.


La definición de los estándares para 5G (IMT 2020) se efectivizará en 2019, en el marco de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones. Para ello, se están estudiando 11 bandas del espectro radioeléctrico para su uso, de acuerdo a las recomendaciones de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT).


Mientras tanto, desde hace años se escucha todo lo que se podrá hacer ante el advenimiento de la internet de las cosas (IoT) o de la consolidación del M2M (machine to machine). Millones de dispositivos conectados en el hogar, los automóviles, las autopistas, las redes de energía, de agua, de los servicios públicos en general para cumplir con sus tareas y soportados en infraestructura de redes nuevas.


Un mundo que ya es posible avizorar con los autos conectados, aparatos del hogar que se autogestionan con sensores, servicios públicos que se hacen más eficientes con el uso de estos mismos dispositivos, siempre conectados.


Un ejemplo es lo que ocurre con el servicio de recolección de residuos en la ciudad de Buenos Aires, donde cientos de contenedores dotados de sensores avisan en qué estado están a la empresa a cargo de realizar esa tarea.


La Argentina está obligada a hacer un enorme trabajo en materia de liberalización de espectro si pretende atraer inversiones en telecomunicaciones para el corto, mediano y largo plazo.


El Ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, sostiene que la Argentina necesita aportes en telecomunicaciones por U$S 5.000 millones al año para avanzar con mayores despliegue de infraestructura y para mejorar en la calidad de los servicios.


Para lograr ese objetivo, en el medio de la redacción de la ley de comunicaciones convergentes -que terminará de ordenar al sector- los distintos jugadores del mercado pujan por sus intereses. Pero hay un interés que es común a todos: la necesidad de contar con más espectro para dar mejores servicios.


Es en ese marco que el Gobierno trabaja en la definición de nuevas porciones de espectro para ofrecer hacia adelante. Todo indica que en 2017 habría nuevas licitaciones, en principio para ampliar 4G. Pero ya con la mira puesta en 5G.


Detrás de Gobierno y empresas de telecomunicaciones están las proveedoras de equipamiento, que también hacen su juego y pujan para que sus inversiones estén pensadas ya no sólo en 4G sino principalmente en 5G.


"La industria apuesta a lograr la especificación de los estándares hacia 2018. Pero además de esto, hay cuestiones que se deben tener en cuenta. Desde el punto de vista de la regulación, habrá que prestar atención en su flexibilidad, la innovación, la competencia y la necesidad de promover un entorno convergente", dijo Facundo Fernández Begni, director de relaciones con la Industria y Gobierno de Ericsson para América latina.


Para el ejecutivo todo lo que traiga aparejado IoT y M2M requerirá una coordinación de las empresas que van a usar estas tecnologías y una política pública que esté acorde a estos requerimientos.


Si bien ya hay un conjunto de frecuencias identificadas para 5G hay también presión de la industria para que comiencen a efectuarse despliegues tempranos de redes basadas en esta tecnología. Algo así como la necesidad de que se encare una infraestructura común que ya vaya reflejando los usos, con casos concretos.


"El año 2020 llegará rápidamente con los despliegues comerciales estandarizados previstos de la tecnología de 5G. Sin embargo, desde este año definitivamente ya existe innovación técnica robusta. Los clientes empresariales y consumidores ya están cosechando los beneficios de las soluciones técnicas creativas en sus vidas", dijo, en este sentido, Chris Pearson, presidente de 5G Americas, una organización que impulsa el desarrollo de infraestructuras móviles a nivel mundial.


"Habrán redes súpero rápidas con mucha capacidad que mostrarán determinadas aplicaciones y, otras que soportan un sinnúmero de dispositivos", agregó Fernández Begni.


Bandas con negocios futuros

Las bandas para Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT), o 5G, identificadas por el momento por la UIT se encuentran por debajo de los 6 Ghz. Y son las que se encuentran en los siguientes rangos:

- De 698-960 Mhz

- 1710-2025 Mhz

- 2110-2200 Mhz

- 2500-2690 Mhz


A estas, que están adjudicadas básicamente para dar servicios 4G, se suman las siguientes 11 bandas en estudio, que fueron sumadas por la UIT en 2015.

- 24,25-27,5 Ghz

- 31,8-33,4 Ghz

- 37-40 Ghz

- 40,5-42,5 Ghz

- 42,5-43,5 Ghz

- 45,5-47 Ghz

- 47-47,2 Ghz

- 47,2-50,2 Ghz

- 50,4-52,6 Ghz

- 68-76 Ghz

- 81-86 Ghz


"A las frecuencias identificadas en 2015 se deben sumar, además, las frecuencias para el backhaul, es decir, para la transmisión de ondas que permitan la interconexión con 4G, y que se conoce como banda E", detalló el representante legal de Ericsson.


Como se advierte, es condición sine qua non para las futuras inversiones en infraestructura de red que los Gobiernos avancen con nuevos procesos de licitación de espectro. Esto implica no sólo que se debe prestar atención a los servicios que, eventualmente, puedan estar dándose en cada país en esas bandas sino a introducir modificaciones en caso de que las prestaciones vigentes puedan obstaculizar desarrollos futuros.


"El Gobierno tiene la oportunidad en el corto y mediano plazo de identificar las bandas estandarizadas que, luego, deberán ser reconocidas para cada región. En función de eso estará dado el primer paso para avanzar hacia 5G", amplió Fernández Begni.


Será una tarea que corresponda a la UIT. Una vez identificadas las bandas esa determinación debe bajar a cada país, que atribuirá las frecuencias pertinentes. Como la evolución es y será rápida seguramente se designen usos de espectro para bandas determinadas y se deban correr servicios actuales o futuros a otras bandas para privilegiar los de mayor uso o importancia.


En la Argentina hay asignados unos 390 Mhz de espectro, cuando la recomendación de los organismos internacionales se ubica en unos 800 Mhz para que las redes funcionen con eficiencia. Para el 2020, esa cantidad de espectro disponible sube a 1.000 Mhz, lo que demuestra que hay que trabajar mucho en este sentido.


Trabajo en conjunto

Todo eso requerirá un trabajo de coordinación muy importante de todo el sistema, a saber: gobierno, empresas, proveedoras de equipamiento y demás actores involucrados en la cadena.


"Habrá que tener en cuenta los requerimientos de los servicios y de las redes, no sólo de la cantidad de dispositivos, sino también la capacidad y latencia de esa infraestructura disponible", aseveró el ejecutivo.


El avance hacia 5G o IMT implicará, inexorablemente y al mismo tiempo, una evolución de las actuales redes LTE (4G).


Para 5G Américas la política regulatoria será uno de los elementos de planificación clave, puesto que además de mantenerse actualizadas, deberán abordar cuestiones complejas, como la mejor manera de asignar y administrar nuevo espectro, de manera conjunta con la privacidad y el respeto por la neutralidad de las redes.


Ericsson identifica ocho áreas clave para los futuros despliegues de red IMT:

Automotriz

Servicios públicos

Seguridad pública

Productores de alta tecnología

Nativos digitales e internet

Salud

Servicios financieros

Medios y videojuegos


Si bien todos ellos presentan sus particularidades también comparten problemáticas en común.


Desde iProfesional se decidió tomar la de servicios públicos y seguridad pública como dos de las fundamentales para abordar ciertas cuestiones por el impacto que generará a nivel de comunidades y ciudadanía en general.


En cuanto a servicios públicos, el reporte de Ericsson destaca que la introducción de nuevos servicios para los consumidores implicará un mejor monitoreo de las prestaciones y, por ende, de los niveles de eficiencia. Esto implicará que se haga una mejor gestión de los recursos básicos destinados a las poblaciones.


Respecto de los servicios de seguridad, el informe destacó que tanto 5G como internet de las cosas mejorarán el cuidado de los ciudadanos con menores niveles de gastos. Esto será posible gracias a la futura ampliación de las capacidades de las redes que permitirán soportar más dispositivos conectados. De este modo, será posible fragmentar esas capacidades vía 5G y brindar comunicaciones prioritarias cuando ocurra una emergencia.


"Los temas de espectro relacionados con servicios públicos podrán ser abordados tanto por espectro licenciado como comercial. Hay países que dedican espectro para redes de seguridad específica y, otros que no. La importancia es que se asigne espectro comercial para móvil y que eso permita el desarrollo de nuevas aplicaciones", concluyó Fernández Begni.

 
< Anterior   Siguiente >

 

 

 

 


























































































































  2008 Estrategia y Negocios | Todos los derechos reservados.